Recetas de calamares rellenos

Calamares rellenos... ¡a cocinar!

Calamares rellenos al horno

Calamares rellenos al horno

Un plato sofisticado que es un verdadero placer, que parece muy complicado, pero que realmente es muy sencillo de elaborar.

El relleno es una mezcla de los sabores del Mediterráneo con anchoas, perejil, albahaca, cebollino, ajo, queso parmesano y aceite de oliva virgen extra. Todo ello sobre una cama de tomates asados. Los tomates pueden ser enteros o sin piel, que tendrás que escaldar. También puedes usar tomates cherry.

Estas cantidades sirven para 4 personas y vamos a tardar en hacer la receta entera unos 30-35 minutos.

INGREDIENTES

  • 4 calamares medianos, limpios
  • 100 gr de pan rallado
  • 2 cucharadas de perejil picado
  • 2 cucharadas de albahaca, picada
  • 2 cucharadas de cebollino, picado
  • 2 dientes de ajo, pelados y picados
  • 2 filetes de anchoas, picados
  • la ralladura de 1 limón, finamente rallado
  • 2 cucharadas de queso parmesano rallado
  • Aceite de oliva extra virgen
  • 200 gr de tomates pequeños, partidos por la mitad
  • Sal, al gusto

¿Cómo se hace la receta de calamares rellenos al horno?

Pedimos los calamares en la pescadería limpios, con los tentáculos incluidos. Los lavamos bien y los secamos con un papel de cocina. Picamos finamente los tentáculos y dejamos el cuerpo entero para rellenarlo.

Para hacer el relleno, mezclamos el pan rallado, la albahaca, el perejil, el cebollino, los dientes de ajo picados, las anchoas picadas, la ralladura de limón, el queso parmesano, y los tentáculos picados, con unas 3-4 cucharadas de aceite de oliva en un procesador de alimentos y lo trituramos todo hasta que sea una pasta. Sazonamos bien con sal.

Una vez que tengamos esta pasta, rellenamos los calamares con ella y cerramos los extremos con un palillo de dientes. Los reservamos.

Calentamos el horno a 200˚C con ventilador, con calor por arriba y por abajo. La rejilla la vamos a poner en la mitad del horno. Y vamos a preparar una fuente amplia apta para el horno para colocarlo todo.

Calentamos una sartén con unas gotas de aceite y ponemos los calamares en el aceite caliente durante unos 2 minutos por cada lado, hasta que vayan cogiendo color.

Lavamos bien los tomates y los ponemos partidos por la mitad en una fuente apta para horno. Ponemos los calamares rellenos encima y lo introducimos en el horno durante 10-15 minutos, dándolos la vuelta a la mitad de la cocción.

Servimos los calamares enteros o partidos en rodajas con los tomates como guarnición.

Se puede servir también acompañado de un pastel de cabracho, que incluso podría servir como relleno. En esta página te enseñan a hacer pastel de cabracho de una manera muy sencilla.