Recetas de calamares rellenos

Calamares rellenos... ¡a cocinar!

Calamares rellenos a la plancha

Calamares rellenos a la plancha

Los calamares pertenecen a la familia de los cefalópodos, dentro de la cual está la sepia, el pulpo, el cachón, las potas, los pulpitos, etc. Sin embargo, el calamar es el miembro más versátil de la familia, ya que se puede freír, asar al horno, asados a la plancha, a la parrilla, cocinados con tomate y ajo, rellenos, etc.

Y eso es lo que vamos a hacer hoy, una receta de calamares rellenos y asados a la plancha, sin liarnos mucho y sin apenas manchar.

El resultado es un plato que luce mucho ya que es muy llamativo y se puede hacer en cualquier momento, para una cena formal, una comida especial o de diario.

Lo importante es tener un buen producto, que los calamares sean frescos y un buen relleno, y eso lo tenemos.

Tiempo de preparación: 35 minutos

Tiempo de cocción: 5 minutos

Ingredientes para 4 raciones:

  • 8 calamares limpios, de 15 a 20 cm de largo
  • 1 taza de migas de pan
  • 60 ml de aceite de oliva virgen extra
  • 1 cucharada de perejil fresco picado
  • Sal y pimienta negra recién molida, al gusto
  • 60 gr de jamón cocido, cortado en tiras estrechas
  • 1 cucharada de pasas
  • 1 diente de ajo, picado
  • 1 limón, en rodajas

Indicaciones:

Lo primero que vamos a hacer es limpiar los calamares. Se lo podemos pedir a la pescadera o podemos hacerlo nosotros mismos. Tendremos que separar la cabeza de los tentáculos del cuerpo. Extraer todas las vísceras y apretar la base de los tentáculos para que salga el pico (la parte dura).

Lavamos bien los calamares por dentro, los escurrimos y los secamos con papel de cocina.

Para hacer el relleno, mezclamos el pan rallado, el aceite de oliva, el perejil, sal y pimienta al gusto. De esta mezcla vamos a reservar una pequeña cantidad para luego empanar los calamares.

Al resto, le añadimos el jamón cortado, las pasas, el ajo, y los tentáculos picados, y lo revolvemos todo para tener una mezcla homogénea con la que rellenar los calamares.

Con ayuda de una cuchara pequeña, vamos rellenando todos los calamares pero sin llenarlos del todo, para poder cerrarlos con un palillo de dientes.

Ponemos a calentar la plancha a fuego medio.

Empanamos los calamares en la mezcla que habíamos reservado antes, hasta cubrirlos uniformemente.

Cuando la plancha esté caliente, ponemos los calamares encima durante unos minutos, hasta que veamos que está cogiendo un color dorado. Le damos la vuelta varias veces para que se hagan por todas las partes (aproximadamente 2 minutos por cada lado).

Ponemos los calamares en un plato caliente y servimos con las rodajas de limón por encima.